Vidente sin Preguntas

Consulta-sin-preguntas-300x186 Vidente sin Preguntas

El  mundo de la videncia es muy amplio y variado. En realidad, somos muy pocas las videntes de verdad que tenemos este don de nacimiento y que, por tanto, podemos conectar con el plano espiritual del mundo. Pero que seamos pocas no quiere decir que no seamos reales. Desde la Antigüedad, las videntes han formado parte de la sociedad y, antiguamente, tenían una mejor consideración que en la actualidad, puesto que tanto reyes como emperadores consultaban los oráculos para conocer el porvenir. 

Las videntes de antaño siguen existiendo hoy en día. Pero es cierto que el sector está saturado de personas que dicen que son videntes y que en realidad no son más que tarotistas o personas con el conocimiento de alguna de las artes esotéricas. Ser vidente es mucho más que ser tarotista: es tener un don natural, una capacidad innata, que nos permite estar en contacto con el lado inmaterial del mundo, el lado invisible, el lado de las emociones y los sentimientos. 

Mi nombre es Claudia Asensio, soy una vidente sin preguntas que pone a tu disposición un consultorio telefónico para que puedas disipar tus dudas. Gracias al enorme poder que me otorga mi don, puedo predecir el futuro de una forma muy exacta y sin necesidad de avasallarte a preguntas ni sonsacarte información. No me hace falta. Solo con oírte ya sé por qué has acudido a mí. 

¿Cómo es una consulta sin preguntas?

Muchos me consideran como la mejor vidente sin preguntas de España y, por eso, muchas veces me presento de esta forma. Sin embargo, puede que te estés preguntando sobre lo que significa realmente una consulta sin preguntas. Bien, como he indicado anteriormente, las videntes de verdad podemos tener diferentes habilidades. No todas disponemos del mismo don, por tanto, no todas podemos ofrecer los mismos servicios. 

En mi caso, desde muy pequeña, sentí que mi don era diferente al de mi abuela, que también era vidente. Solamente con ver a una persona, empezaba a percibir una gran cantidad de sensaciones y de energía que se me mostraban muy claramente. Al principio, mi don me asustaba, porque percibía todo lo que aquella persona estaba sintiendo, tanto lo bueno como lo malo. Pero, con el tiempo, pude ir controlando estas visiones y asentándolas en mi mente. Mi abuela me ayudó muchísimo a manejar mi don y poder aprender a interpretar todo lo que sentía. 

Actualmente, gracias a todo lo que me aporta mi don, puedo estar en contacto con alguien como tú y saber por qué me has llamado, qué te preocupa y cómo eres. No me hace falta apenas hablar ni hacer preguntas. Únicamente conociendo tu fecha de nacimiento o tu signo del zodíaco ya puedo conectar con mi energía interior y descubrirte todo lo que los astros tienen para ti. Por eso soy una vidente sin preguntas: no necesito preguntarte nada para poder darte las respuestas que necesitas. Mi don es lo suficientemente poderoso como para conectar con el cosmos y solventar tus preocupaciones. 

 

Consulta-sin-preguntas-300x186 Vidente sin PreguntasLa Videncia auténtica

Soy una vidente auténtica y de confianza. Sé que, a día de hoy, puede resultar complicado encontrar a una persona que, realmente, tenga el don natural de la videncia. Sin embargo, aquí me tienes. Provengo de una familia de videntes y, sobre todo, gracias a mi abuela pude ir aprendiéndolo todo acerca de mis habilidades y de mis conocimientos. 

Con el paso de los años entendí que mi futuro no se encontraba en una universidad cualquiera: mi futuro se encontraba en casa, como había hecho mi abuela, pasando consulta y ayudando a los demás. Y eso es lo que hago. Paso consulta desde casa siguiendo los pasos de mi abuela, pero, a diferencia de ella, en mi caso no será necesario que vengas hasta mi hogar. Gracias a las nuevas tecnologías podremos pasar consulta por vía telefónica y que puedas encontrar la paz de tu espíritu lo más pronto posible. 

A día de hoy, existen muchas personas que trabajan en gabinetes de videncia. Personalmente, no me gusta nada este formato. Me parece como una especie de empresa, al estilo Call Center, en el que se pierde la intimidad necesaria como para conectar con tu don interior. Yo paso consulta desde casa, como he hecho siempre. Solo aquí puedo sentirme segura, tranquila y confiada como para perderme en mis visiones y poder acceder a toda esa información que necesitas. 

Trabajo sin gabinete porque quiero continuar con la estela de mi familia y porque, además, creo que mi oficio y mi profesión son mucho más que un simple trabajo: es mi modo de vida, mi manera de estar y sentir el mundo. No quiero tratar mi don con tintes tan laborales ni comerciales, solo quiero que tú puedas aprovechar sus beneficios y, así, vivir mejor. 

Soy Claudia Asensio, una vidente auténtica y sin preguntas que te ayudará a mejorar tu presente y a conocer tu futuro. Puedes confiar en mí plenamente porque mi único objetivo es intentar que estés mejor.