La palabra canalizar se refiere a regularizar algo y darle un trayecto. En el mundo de la videncia, lo que canalizamos es la energía proveniente del Universo y los astros. En este sentido, vemos la canalización como un Don debido a que no todas las personas son capaces de hacerlo. 

La energía es la capacidad que tiene la materia de producir trabajo en forma de movimiento, calor, luz, etc. Esta se encuentra en todos lados, en constante cambio de forma. Fluye a través del Universo, entre los planetas, los astros, las estrellas, los seres vivos, y es capaz de afectar el estado de todas las cosas, incluso puede afectar objetos inertes.

En el momento en el cual el hombre se dio cuenta de que su energía afecta directamente sus acciones y su vida, quiso tener control sobre ella. Sin embargo, no todas las personas tienen la habilidad de percibir la energía y mucho menos de canalizarla. Los clarividentes y los canalizadores son aquellas personas que pueden interpretar signos de la naturaleza, usando sus sentidos y el don único de la videncia.

Los videntes de verdad, son aquellos que nacen con este don. Desde pequeños empiezan a recibir señales, a percibir la energía y es entonces cuando, a través de la práctica, comienzan a activar la canalización. Al aprender a canalizar la energía, los clarividentes son canalizadores capaces de controlar la cantidad de energía que reciben, a escucharla, sentirla e interpretar los mensajes que esta puede darles.

¿Para qué Sirve Canalizar?

Ya se ha mencionado que la canalización es la regulación y el control de algo. En este caso, lo que se canaliza es la energía, y se hace con el fin de darle un trayecto que le permita fluir libremente, ayudándonos así a percibir sus señales. 

Dichas señales pueden ser captadas solo por aquellas personas que tienen el don de la canalización, y lo hacen a través de sus sentidos, en forma de sensaciones, sueños, mensajes, entre otras cosas. Tener la capacidad de canalizar la energía que fluye en el universo puede serle útil, no solo para quien la posee, sino también a todos aquellos que creen, confían y acuden con los canalizadores en busca de ayuda.

energia-canalizada Activar el Don de la Canalización

Canalizar sirve para percibir los signos y los mensajes que el Universo tiene para darnos, a través de la energía. Normalmente, los canalizadores de verdad, son personas cuyo principal objetivo es poder brindar apoyo a todo aquel que acude a él con algún problema. Dar respuestas a quien las busca.

Sin embargo, debes tener mucho cuidado si decides buscar ayuda en alguien que dice canalizar energías y darle solución a tus problemas. Un canalizador confiable cuenta con ciertas características que debes tener en cuenta. La información que proporciona no debe afectar la intimidad de terceras personas, esté o no presente. Solo se hablará de quien está consultando y no se le pondrán condiciones para darle el mensaje que el Universo le tiene preparado.

La energía va más allá de las palabras que pueda decir el canalizador, se puede percibir amor, entrega, una presencia divina envolvente que te da paz y te reconforta. 

¿Quién puede tener el Don de la Canalización?

Aunque parezca algo raro de comprender o de aceptar, todas las personas están constantemente recibiendo energía, pero no todos son conscientes de ello, por lo que ignoran las señales sin darles importancia, sin saber cuan beneficioso puede ser aprender a canalizarla.

Solo aquellas personas que le prestan atención a los signos dados por la energía que se encuentra a su alrededor, que son capaces de hacer silencio física y mentalmente, que pueden estar en calma y escuchar los mensajes que el universo le proporciona. Solo esas personas logran tener el Don de la canalización.

Existen diversas formas que pueden enseñarte a canalizar la energía, disciplinas que constan de mantener tu cuerpo en calma y tu mente callada. Algunos ejemplos son el Tai Chi, el Yoga, El Reiki, entre otros.

¿Cómo activas el Don de la Canalización?

Tú puedes llegar a ser un excelente canalizador, solo debes aprender a escuchar tu corazón y tu mente en partes iguales, sin dejarte confundir. Todo se trata de amor, razón y sentimientos puros. Para lograr canalizar la energía que se encuentra a tu alrededor debes meditar, concentrarte, calmar tu cuerpo y tu mente, sin permitir que nada te desoriente ni perturbe tu paz interna.

No solo escuches lo que todo el mundo oye, préstale atención a tu interior. La energía no se crea ni de destruye, solo se transforma para poder fluir a través de distintos cuerpos. Está en el Universo y fluye a través del suelo, de las plantas, de los animales, de las rocas, de los hombres y de cualquier tipo de material. Pero, solo aquellos que se concentran y escuchan más allá de exotérico, son capaces de activar el Don de la canalización.

Para lograr activar el Don de la canalización debes ser contante en la práctica de cómo establecer una conexión y lograr una alineación con las frecuencias de energía que logres sintonizar a través del canal. Para conseguir esto, te damos los siguientes consejos: elige un espacio adecuado, libre de distracciones, ordenado para que la energía fluya. Usa elementos que armonicen el lugar, como piedras, música, aromas, etc. Elimina el miedo y la preocupación, pues estos pueden atraer energías negativas. Reflexiona sobre los aspectos de tu vida que requieras mejorar. Medita, silencia tu mente.

¿Qué Ocurre con la Energía Canalizada?

La energía canalizada debería usarse para obtener información o guía en momentos de confusión, situaciones difíciles o cuando ocurren cambios importantes en tu vida. La canalización te brinda ayuda para avanzar, evolucionar y alcanzar el propósito del alma.

Además, cuando la energía se canaliza, esta fluye atravesando nuestro cuerpo, viaja a través de nosotros, de pies a cabeza. Así bien, si se hace de forma correcta, las corrientes energéticas que atraemos y percibimos pueden brindarnos sanación, paz, calma; ya que consigue que las vibraciones del cuerpo sean positivas.

Aprender a canalizar la energía representa una gran variedad de beneficios para la vida de quien lo hace. Pues ayuda a estar y sentirse bien.

Deja un comentario